JP Morgan está «extremadamente preocupado» por la sostenibilidad del capital de Telefónica

JP Morgan está «extremadamente preocupado por la sostenibilidad de la actual estructura de capital de Telefónica» en vista de su alto nivel de deuda, el compromiso de mantener el dividendo y la caída de los beneficios que prevé para el tercer trimestre (13,2% en Ebitda, beneficio bruto de explotación). Asimismo, duda que la generación de caja sea suficiente para pagar el dividendo prometido de 2.800 millones.

El mayor banco de inversiones de EE.UU. cita tres razones para estar alarmado por la situación financiera del mayor operador español. La primera es el elevadísimo apalancamiento (endeudamiento) de la empresa, ya que la deuda neta es cuatro veces el Ebitda, un nivel muy alto para los estándares de la industria. Esto significa que su capital está compuesto por un 73% de deuda y sólo un 27% de capital propio, lo que implica un alto riesgo, en opinión de JP Morgan.

La segunda razón radica en «las limitadas perspectivas del grupo de lograr un crecimiento de los ingresos en países con monedas estables». En otras palabras, la empresa de análisis teme que el crecimiento en las economías desarrolladas no compense el descenso en los países emergentes en los que Telefónica está presente.

En tercer lugar, señala que el compromiso de pagar un dividendo de 2.800 millones «no deja espacio para el desapalancamiento orgánico», es decir, para reducir la elevada deuda. Si la remuneración de los accionistas no fuera tan elevada, la empresa podría utilizar esos recursos para reducir su asfixiante carga financiera, pero su presidente, José María Álvarez-Pallete, ha hecho del mantenimiento del dividendo una de las principales prioridades de su gestión.

Pero JP Morgan va más allá y duda de que los ingresos de Telefónica sean suficientes para pagar el dividendo: «El dividendo de 2.800 millones tiene poca cobertura para la generación de efectivo después de pagar la renta y los costes del espectro.

En cuanto a los resultados del tercer trimestre, que Telefónica publicará el 29 de octubre, espera que los ingresos caigan un 13,2% hasta los 10.300 millones, debido a la ralentización del roaming, al mal comportamiento de las divisas (el real brasileño, la libra y otras monedas latinoamericanas) y a «la débil tendencia de los negocios en España, Reino Unido y Latinoamérica» que atribuye al impacto del covid.

Para el conjunto del año, JP Morgan reduce sus previsiones anteriores en un 11% para los ingresos, un 15% para el Ebitda y un 30% para la generación de flujo de caja libre. A la espera de conocer las cifras el día 29, mantiene su precio objetivo en 2,9 euros por acción, que recortó el 20 de septiembre de 3,28 euros.

Laura Molina

Especialista en medios digitales y redes sociales. Licenciada en periodismo y MBA en Marketing Digital.

Deja un comentario